La multiplicación por cuatro de la cantidad de personas que padecen diabetes durante los 35  últimos años, ha generado una tendencia que –según la OMS– podría conllevar a que, para el 2030 se dupliquen los fallecimientos por este motivo y también sus secuelas.

Signos y síntomas de la diabetes.

Esta información alarmó a la comunidad internacional debido a las consecuencias sociales, médicas y económicas que la han provocado. Los medios científicos reflexionaron sobre cómo, las maneras en que ingerimos alimentos, o convivimos con el sedentarismo, han agravado esta situación.

Inquietantes estadísticas

La cantidad de personas que padecen esta enfermedad se ha incrementado. En 1980 eran 108 millones;  mientras que en 2014 pasaron a 422 millones. La prevalencia de la diabetes en el mundo, en el caso de los adultos, se ha elevado de estar en 1980 en un 4,7%  a ser en 2014 de un 8,5%.

Estadísticas que debemos conocer.

Su presencia se ha incrementado de manera veloz en aquellas naciones con ingresos bajos o medianos. También ha aumentado su incidencia como origen de la ceguera de muchas personas que la padecen, así como los padecimientos de infartos del corazón, amputaciones en los pies, y accidentes cerebrovasculares.

Las probabilidades indican que, al menos en 2012, esta enfermedad fue causa de fallecimiento de 1,5 millones de personas en el planeta. A la hiperglucemia se le atribuye un extra de 2,2 millones más, la mayoría en pacientes que no habían cumplido los 70 años, destaca el Informe Mundial sobre la diabetes.

Cómo reducir o prevenir los efectos de la diabetes

A lo largo de los años ha quedado demostrado que simples medidas vinculadas con los hábitos cotidianos de vida, pueden ser eficaces para evitar la diabetes de tipo 2. Igualmente pudieran retrasar su aparición.

Sin embargo, es importante recordar algunos consejos para evitar las complicaciones:

  • Obtener y conservar un saludable peso corporal.
  • Hacer ejercicio al menos media hora al día. Con una actividad regular, aunque sea de intensidad moderada, es posible controlar nuestros kilos de más. Si tenemos sobrepeso, lo más recomendable es un ejercicio físico más intenso.
  • Ingerir una alimentación saludable. Elimina de tu dieta las comidas con grasas saturadas y el azúcar.
  • No fumes. El tabaco incrementan los riesgos de diabetes y de enfermedades del corazón.
  • Hazte controles cada cierto tiempo. Sigue al detalle las recomendaciones y el tratamiento de los especialistas.

Consejos para reducir o prevenir los efectos de la diabetes.

La enfermedad del exceso de azúcar en sangre manifestada de forma crónica o persistente, tiene dos modalidades fundamentales.  Diabetes tipo 1 y Diabetes tipo 2 son las denominaciones de estas dos variantes. Ambas modalidades se distinguen entre sí por las causas que las originan, sus síntomas, sus características, los tratamientos, y también los años de los pacientes a los que afecta.

Existen tratamientos para la diabetes. Retardar o evitar sus consecuencias es posible con  dieta, medicación, exámenes periódicos y actividad física. Siempre es recomendable controlar sus síntomas y acudir a un médico para tratar las complicaciones.