Practicar deportes no es solo una forma agradable de pasar el tiempo. También es una manera saludable y divertida de mejorar y tratar la diabetes. Ya sea a solas, o por equipos, las personas diabéticas deben ejecutar actividades físicas de forma cuidadosa. La razón es que, aunque esta actividad trae beneficios, una mala ejecución o el exceso de deporte, podría traer consecuencias nefastas para la salud.

El ejercicio debe realizarse entre dos y tres veces a la semana, moderadamente.

Practicar deportes es una manera saludable y divertida de mejorar y tratar la diabetes

Practicar deportes es una manera saludable y divertida de mejorar y tratar la diabetes.

Si lo que vas a hacer implica un esfuerzo intenso, es necesario medirse el nivel de glucosa en sangre antes de comenzar. En dependencia del resultado de este análisis,  decidiremos si podemos realizar el entrenamiento regular, esperar un rato o comer algo que nos permita estabilizar la glucemia.

En caso de que el azúcar en sangre sea inferior a 100 mg/dl, consume un suplemento de hidratos de carbono, también conocidos como carbohidratos. Luego esperara alrededor de 15 minutos antes de realizar nuevamente la medición de la glucemia.

Pero si por el contrario el resultado supera los 250 mg/dl, controla los niveles de cetonas. De obtenerse un resultado positivo, no realices ejercicios hasta que alcances valores normales. Entre los 100 y los 250 mg/dl está el rango adecuado de azúcar en sangre. Solo cuando se obtenga esa cantidad, se podrá hacer ejercicios con total normalidad.

 

Antes de iniciar los ejercicios es necesario medirse el nivel de azúcar en sangre

Antes de iniciar los ejercicios es necesario medirse el nivel de azúcar en sangre.

Deportes de larga duración

¿Piensas competir en un partido de fútbol, maratones, triatlones u otro tipo de carrera de resistencia? Esto es lo que debes hacer. Como no podrás descansar lo suficiente como para medir la glucosa, solo podrás iniciar la competición con valores entre los 150 y 180 mg/dl.

Y al concluir cualquier ejercicio, tomarás otras precauciones. La primera de ellas es controlar la evolución de los niveles de glucosa. Frecuentemente, se producen hipoglucemias algunas horas después de terminada la actividad física. Sus efectos, generados por el deporte, pueden extenderse hasta 12 horas después de concluido este.

Para evitar esta disminución en el azúcar, es importante aumentar el consumo de carbohidratos. En especial si la glucosa se encuentra por debajo de los 100 mg/dl, se deberá ampliar la cantidad dichos nutrientes en la primera comida después de la actividad física.

Si tienen en cuenta estos elementos, se podrá disfrutar y aprovechar la práctica deportiva

Si tienen en cuenta estos elementos, se podrá disfrutar y aprovechar la práctica deportiva.

De haberse esforzado por mucho tiempo, es recomendable ingerir un suplemento de estos hidratos antes de ir a la cama. Eso evitará posibles hipoglucemias nocturnas.

Asimismo se disminuirán las dosis de inyecciones de insulina entre un 10 y un 30 por ciento luego del deporte. Con esta precaución, eliminarás la probabilidad de un descenso brusco del azúcar en la sangre.

Igualmente, es recomendable incrementar la frecuencia de controles glicémicos.  Debe realizarse siempre un análisis antes de dormir. El segundo es recomendado al poco tiempo de terminar el ejercicio y el tercero en el intermedio de ambos si transcurren varias horas.

De tener en cuenta estos elementos, se podrá disfrutar y aprovechar mejor la práctica deportiva, y cuidar nuestro cuerpo y salud.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar