Pocas enfermedades tienen tantas consecuencias nefastas para la salud humana como la diabetes. Se trata de una dolencia degenerativa y crónica que no tiene cura. La misma implica alteraciones en los niveles de glucosa en sangre o glucemia.

Cuando se padece de diabetes tipo 1, el organismo presenta dificultades en la producción de insulina –hormona que genera el páncreas para transportar el azúcar desde la sangre hasta las células, para luego allí ser utilizada como energía-. Mientras, en quienes viven con diabetes tipo 2, el organismo desarrolla resistencia a la insulina, lo que impide que esta trabaje adecuadamente.

La diabetes puede ocasionar daños en ojos, nervios, riñones, arterias, entre otros. En su tratamiento intervienen varios factores. Una dieta adecuada, actividad física y la buena medicación, son algunos de ellos.

El empleo de plantas medicinales también puede ayudar a controlar esta enfermedad. Prevenirla de una forma natural y segura, es posible a través de la medicina natural.

No obstante, se debe tener en cuenta que algunas plantas y suplementos naturales pueden interactuar mal con los fármacos. Por ello, antes de consumir cualquier remedio, se debe consultar a un médico. Pregúntale cuál es la forma correcta de tratar tu diabetes.

Existen, en particular, 10 plantas para estos tratamientos avaladas por estudios médicos y científicos de universidades de todo el mundo. Como medicina verde, ellas tienen efectos positivos en el control glucémico.

Plantas vs. diabetes

  1.   Gymnema silvestre

Esta planta contiene altas cantidades de ácido gimnémico. La misma incentiva la segregación de la hormona y normaliza en la sangre los niveles de azúcar.

  1. Gurumbo

Con las hojas de gurumbo, árbol oriundo de México, se hace una infusión que disminuye la glucemia. Esto se debe a que produce un efecto similar al de la metformina.

  1. Las hojas del arándano
Fruta y hojas del arándano

Fruta y hojas del arándano.

La planta es rica en mirtilina, que actúa en el cuerpo humano con similitud a la insulina y ayuda a las células a captar el azúcar.

  1. Chía

Las semillas de chía poseen mucílago en grandes cantidades. Esto es una fibra de tipo soluble que al tocar el agua incrementa su volumen. Inmediatamente crea un gel, el cual actúa como regulador de los azúcares. Igualmente retarda la digestión de los carbohidratos.

  1. Psyllium

El psilio o psyllium proviene de las semillas del Plantagoovata, de sus cáscaras concretamente. Es rico en fibras solubles que hacen más lenta la absorción de los carbohidratos de las comidas.

  1. Té verde

Este té posee una sustancia antioxidante llamada galato de epigalocatequina (EGCG). Ese elemento estimula al páncreas a producir y segregar insulina. La cantidad adecuada a consumir es de cuatro a ocho tasas diarias.

Te-verde-hojas

Hojas de té verde.

  1. Ginseng

Con una acción directa sobre la insulina, el extracto del ginseng (condimento en la cocina oriental) incrementa la sensibilidad de los pacientes diabéticos a la hormona.

  1. Alhova o Fenogreco

Es una planta herbácea que interfiere en la liberación de azúcares contenidos en el hígado.  Asimismo, colabora en la segregación de insulina por el páncreas.

  1. Eucalipto

Sus hojas ayudan a la glucogenogénesis. Igualmente optimiza la secreción de la hormona insulina.

Té de eucalipto

Té de eucalipto.

  1. Wereke

Planta empleada por la medicina alternativa mexicana. Disminuye la cantidad de glucosa presente en la sangre.

Guardar