La agencia SBWire ha pronosticado este mes un crecimiento en las ventas de Chitosán. La fuente indica que el mercado mundial está preparado para el crecimiento de este producto por la fácil disponibilidad de materias primas y sus muchas aplicaciones, entre ellas la fabricación de un medicamento contra la obesidad, el colesterol alto, y la enfermedad de Crohn.

El Chitosán es un excelente producto natural que ayuda a que adelgazar no se convierta en una tarea imposible para las personas con diabetes. El origen de esta fibra es marino, pues se trata de un derivado de la quitina, sustancia que se encuentra ubicada en el caparazón de animales como las langostas, los cangrejos, las gambas y los langostinos.

El Chitosán es una biomolécula extraída de las ‘cáscaras´de crustáceos marinos.

¿ Cómo actúa el Chitosán?

Lo recomendado por los especialistas en medicina natural, es ingerir el Chitosán con algunos alimentos. El efecto será notable. El producto capta parte de la cantidad de grasas que contienen esas comidas, las cuales transforma en una sustancia que el organismo no absorbe sino que elimina mediante las heces.

De acuerdo con expertos, un gramo de este producto puede captar y después eliminar aproximadamente 12 gramos de la grasa que ingerimos en las comidas.

Estudios científicos confirman que absorbe también los ácidos biliares sintetizados en el hígado mediante el colesterol. Estos ácidos son derivados al intestino, donde provocan una reducción del índice del colesterol total en sangre. El Chitosán garantiza una optimización de la relación entre el colesterol malo (HDL) y el total.

Ingerido como parte de las comidas esenciales del día, el Chitosán puede ayudar a reducir un promedio de 200 Kcal de nuestra alimentación, lo cual permite que la dieta que hacemos no sea tan dura e inflexible. Es aconsejable tomarlo antes de empezar celebraciones, donde por lo general suelen haber comidas copiosas. Si por el contrario, lo que se ingiere son alimentos con poca grasa, no será tan importante tomar Chitosán.

Es aconsejable tomarlo antes de las comidas.

Muchas personas emplean el Chitosán también como un inhibidor del apetito pues genera una rápida sensación de saciedad.

No se debe tomar en los siguientes casos:

  • No lo pueden tomar quienes padecen de intolerancia a los mariscos.
  • El Chitosán no tiene ningún efecto beneficioso sobre los alimentos que contienen hidratos de carbono, como el azúcar, el arroz, las patatas fritas o las mermeladas.
  • Se debe evitar por todos los medios la administración de Chitosán junto a vitaminas que sean liposolubles, minerales, ácidos grasos o medicamentos que interfieran de alguna manera en la absorción de las sustancias para las que funciona este producto.

 

Es posible adquirir el producto en forma de cápsulas vegetales en algunas tiendas o como comprimidos en farmacias. Aunque el Chitosán funciona directamente en el tubo digestivo, su uso no implicará que se quemen las grasas que ya tenemos en nuestro cuerpo. Para reducir el sobrepeso, deben realizarse actividades físicas de forma continuada y mantener una dieta eficiente y saludable.

¿Dónde encontrar Chitosán? Te recomendamos Salud y Control