Estudiosos norteamericanos, provenientes de una universidad de Canadá y del conocido Centro Káiser de los Estados Unidos, crearon un método predictivo muy preciso para evaluar qué mujeres diabéticas tienen más probabilidades de sufrir diabetes tipo 2 después del parto.

El innovador descubrimiento, bautizado como “metabolómica dirigida”, facilitaría a los médicos mantener identificadas a las embarazadas con mayores peligros, para advertirles sobre la urgencia de transformar con rapidez su estilo de vida, evitando de esa manera que desarrollen la enfermedad.

La diabetes gestacional trae consigo un elevado peligro de un 20 al 50 por ciento de padecer diabetes tras un quinquenio de haber dado a luz

La diabetes gestacional trae consigo  de un 20 al 50 por ciento de riesgo de padecer diabetes durante los cinco años posteriores al parto.

Algunos datos de interés sobre la diabetes gestacional

Las dificultades relacionadas con la intolerancia a la glucosa en la sangre, durante el período de gestación, impacta negativamente en una cifra que afecta del 3 al 13 por ciento de las embarazadas, y trae consigo de un 20 a un 50 por ciento de riesgo, de padecer diabetes durante los cinco años posteriores al parto.

A partir del método aplicado por los doctores, fueron descubiertos algunos metabolitos que pudieran revelar el peligro de diabetes, incluso antes de producirse los cambios iniciales en los índices de azúcar en sangre.

Seguimiento después del parto

En resumen, analizaron la sangre en ayunas de al menos 1085 mujeres que sufren de diabetes gestacional. en los dos meses siguientes después del parto, y lograron pronosticar con una precisión del 83 por ciento, quiénes continuarían con la enfermedad en un futuro cercano, siendo esta prueba más eficaz que métodos tradiciones empleados en otros lugares, como puede ser el análisis sanguíneo en ayunas o el examen de tolerancia por vía oral a la glucosa.

Los análisis de tolerancia al azúcar tardan como mínimo dos horas, motivo por el que muchas madres no van a realizárselos.

Estas mujeres llevarán en un seguimiento, con el fin de estudiar las consecuencias del proceso de lactancia y otros elementos que colaboran en la evolución de la diabetes. La Asociación de Diabetes en Estados Unidos aconseja a estas madres que se hagan análisis desde la semana seis a la doce, después de dar a luz, pero los análisis de tolerancia al azúcar tardan como mínimo dos horas, motivo por el que  muchas madres no van a realizárselos.

El otro paso de los estudiosos consistirá en efectuar pesquisas nuevas para detectar si existen divergencias étnicas o raciales en la efectividad del cálculo predictivo, y también si, en ciertas mujeres será útil añadir investigaciones extras.

La diabetes gestacional es inducida por el proceso del embarazo debido a que, en este período, disminuyen la capacidad del organismo para usar y responder a la función de la insulina.

Diabetes gestacional

La diabetes mellitus gestacional es inducida por el proceso del embarazo debido a que, en este período, disminuyen la capacidad del organismo para usar y responder a la función de la insulina. Como resultado, suele elevarse la glucosa presente en la sangre, y una de las consecuencias más usuales es que el bebé nazca con un peso elevado.

Los síntomas de este tipo de diabetes van, desde la visión borrosa, frecuentes infecciones, fatiga y mucha sed, hasta náuseas, vómitos y pérdidas de peso, aunque aumente el deseo de comer. Sus detonantes de riesgo son los antecedentes familiares de diabetes, la edad de las mujeres, la obesidad, haber padecido diabetes gestacional en un embarazo anterior, tener un niño con un peso al nacer de más de cuatro kilos y ser fumadora.