La diabetes trae consigo problemas en muchos tejidos, razón por la cual abordamos hoy los primeros cinco signos de que tu enfermedad está progresando, aunque es significativo que sepas que controlando la cantidad de glucosa en sangre puedes vivir con naturalidad. Los síntomas son los siguientes:

Los alimentos no saben igual cuando padecemos diabetes

Alteraciones en el sentido del gusto. Cuando se percibe que los sabores han desaparecido o están más salados, es uno de los síntomas más usuales en el 80 por ciento de los enfermos de diabetes que no controlan su padecimiento por un prolongado periodo de tiempo.

El trastorno en el sentido del gusto es uno de los síntomas más usuales en los enfermos de diabetes

El trastorno en el sentido del gusto es uno de los síntomas más usuales en los enfermos de diabetes.

Problemas visuales

La glucosa en los ojos ocasiona problemas en las arterias y en las venas oculares; razón por la cual se generan afecciones en el cristalino y la retina, o en ambos a la vez. Los enfermos dicen sentir una reducción en su capacidad para ver, lo cual pudiera resultar común en el 60 por ciento de los diabéticos.

La retina es un tejido sensible a la luz, que se encuentra en la parte posterior del ojo. Es necesaria para ver con claridad. La retinopatía diabética daña los pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina.

Trastornos digestivos

Las enfermedades gastrointestinales son muy frecuentes en personas que tienen diabetes, de hecho, el 50 por ciento de las personas con este padecimiento desarrollan trastornos en la motilidad del tubo digestivo.

La neuropatía intestinal es común en quienes se quejan de trastornos digestivos cuyos signos más visibles son el estreñimiento agudo o las diarreas. La causa de esto es una pérdida de la capacidad sensible de los nervios ubicados en el sistema digestivo. Como consecuencia, los enfermos vivirán procesos de descontrol en los movimientos que tienen lugar en las vísceras.

Los trastornos de motilidad gastrointestinal suelen presentarse con mayor frecuencia en las personas que padecen diabetes tipo 1, debido a que padecen la enfermedad desde una edad temprana y que, en muchas ocasiones, son de más difícil control.

Las enfermedades gastrointestinales son muy frecuentes en personas que tienen diabetes

Las enfermedades gastrointestinales son muy frecuentes en personas que tienen diabetes.

Dificultades renales

Los órganos responsables de eliminar toxinas son los riñones, pero cuando la diabetes se encuentra poco controlada, estos pueden colapsar y tiende a hincharse el cuerpo. El malestar se agrava cuando las personas comienzan a percibir mareos y náuseas constantes.

La diabetes es la causa más común de insuficiencia renal y constituye más del 44 por ciento de los casos nuevos en Estados Unidos. Las personas con insuficiencia renal se someten a diálisis, un proceso de limpiar, artificialmente, la sangre, o reciben un riñón sano de un donante en un trasplante renal.

Cuando la diabetes se encuentra poco controlada los riñones pueden colapsar y tiende a hincharse el cuerpo

Cuando la diabetes se encuentra poco controlada los riñones pueden colapsar y tiende a hincharse el cuerpo.

Neuropatía periférica

Los nervios periféricos llevan información hasta y desde el cerebro, así como las señales hasta y desde la médula espinal al resto del cuerpo. Pero la neuropatía periférica significa que estos nervios no funcionan apropiadamente.

En las extremidades del organismo los nervios también se ven afectados, razón por la cual el enfermo, por lo general, percibe como entumecidas las piernas y las manos, especialmente durante las noches y las mañanas. Se ve lacerada la capacidad de percibir dolor y, como consecuencia, los diabéticos se lastiman con los zapatos o cuando se cortan las uñas.