Los hidratos de carbono  son los responsables de garantizar el suministro de energía que necesita nuestro organismo. Pero, ¿qué pasa cuando padecemos diabetes mellitus? ¿Cómo seleccionar la cantidad adecuada sin que ello signifique poner en riesgo la salud?

Los carbohidratos se transforman en glucosa durante la digestión. Esto significa que su efecto es inmediato sobre la glucemia. Sin embargo, no quiere decir que una persona diabética deba renunciar a los alimentos que nos proporcionan hidratos de carbono. Hacerlo sería un riesgo para la salud. Lo vital es consumir la cantidad necesaria para que el organismo tenga su fuente energética y los niveles de glucemia se mantengan en las cifras óptimas.

Los hidratos de carbono o carbohidratos se encuentran en los alimentos

Los hidratos de carbono o carbohidratos se encuentran en los alimentos.

 

Aunque la cantidad de carbohidratos a ingerir en un día debe calcularla un educador de diabetes o dietista, es importante prestar atención a algunas pautas.

En primer lugar, hay que saber qué alimentos contienen hidratos de carbono. En este grupo se encuentran los azúcares, cereales y tubérculos. Así como la leche, las leguminosas, frutas y verduras. Estas últimas tienen pequeñas cantidades, por lo que pueden ingerirse sin que ello afecte los niveles de glucemia.

Alimentos a añadir en la dieta

Las frutas deben incluirse en la dieta porque aportan fibra, vitaminas y minerales. No obstante, se debe tener cuidado con el tamaño de las raciones. Se sugiere comer aquellas que estén frescas y consumirlas con piel. Igualmente, se pueden ingerir si las encontramos enlatadas o congeladas, pero que no contengan azúcar extra. Respecto a los zumos se recomienda no tomarlos, porque elevan la glucemia.

Los hidratos de carbono o carbohidratos se encuentran en los alimentos

Los hidratos de carbono son necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

 

Se aconseja la inclusión de legumbres en la dieta. Aportan fibra y proteína, además de ser bajas en grasas y calorías. Se recomienda el consumo de este tipo de alimento en todas sus variedades.

En el caso de los lácteos, la recomendación es consumir yogur natural, pero sin añadirle azúcar. Para el queso se recomienda que sea bajo en grasa, mientras que para la leche se aconseja aquella sin lactosa y desnatada.

Sobre las galletas, los panes y las pastas es mejor comerlos integrales porque tienen un elevado contenido de fibra y eso incide en que la glucemia no aumente demasiado. Algo muy similar se recomienda para el arroz. Aunque para este también se puede consumir el de grano entero.

Los carbohidratos se transforman en glucosa durante la digestión

Los carbohidratos se transforman en glucosa durante la digestión.

 

Alimentos que es mejor evitar

Finalmente, se aconseja evitar los azúcares. Entre los productos que contienen este tipo de alimento se encuentran el ketchup, la mermelada y la miel. También el azúcar de mesa y el jarabe. Estos tienen la capacidad de aumentar con rapidez la glucemia.

No se debe renunciar totalmente a los carbohidratos. Son necesarios para el buen funcionamiento del organismo, pero recuerde que esto son solo consejos. Pueden ser una guía para regular su consumo y prevenir enfermedades asociadas con la diabetes. A pesar de todo esto, es importante consultar con un profesional de la nutrición.