El dictamen de diabetes, por lo general, llega junto a un “duelo” necesario, lo cual quiere decir que, antes de aceptar lo que realmente significa la enfermedad para su vida, el paciente transitará por diferentes etapas psicológicas hasta arribar, finalmente, a la aceptación y ejecución del control del padecimiento. Una solución fiable para entender mejor la enfermedad es, sin dudas, el grupo de apoyo.

Los familiares, el doctor, las amistades, las medicinas y la obtención de la información constante y adecuada, se convertirán en los aliados inseparables del enfermo para que no abandone el tratamiento y esté siempre con el mejor ánimo para emprender las transformaciones que le urgen a su cotidianidad.

Los grupos de apoyo facilitan a las personas con el mismo padecimiento el compartir experiencias y autodescubrirse

Los grupos de apoyo facilitan a las personas con el mismo padecimiento el compartir experiencias y autodescubrirse.

Grupo de apoyo

Uno mismo suele ser el mayor motivador para seguir adelante, y los grupos de apoyo son importantes cuando se busca fortalecer esa motivación, pues facilitan a las personas con el mismo padecimiento el compartir experiencias y autodescubrirse.

Por lo general, se aconseja ir a uno de estos grupos justo tras el diagnóstico pero como no todos tienen una reacción similar frente al diagnóstico, solo cada uno está en capacidad de definir si necesita acudir o no para transitar por las etapas que sobrevendrán.

El duelo resulta un sentimiento usual ante el quebranto de la salud, y suele ser una de las razones por las cuales las personas se descuidan. En los grupos a través del apoyo colectivo se analiza este proceso, con el objetivo de iniciar, de manera rápida, la aceptación de la enfermedad y los cambios en su vida.

Es muy saludable asistir a los grupos de apoyo contra la diabetes

Es muy saludable asistir a los grupos de apoyo contra la diabetes.

La psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross explica en numerosos libros que este período denominado como de duelo posee cinco etapas o fases:

La negación

Se caracteriza por decir cosas como: “No es posible que me pase esto a mí”.

La ira

Singularizada por ideas como: “¿De quién es la culpa?” o “¿Tengo yo la culpa?”.

La negociación

En esta fase son recurrentes frases relacionadas con el poco deseo de transformar las maneras de alimentarse o con la defensa del sedentarismo, pero también es el momento en que se comienza a avanzar en los cambios.

La depresión

Surge un desinterés y pérdida de ganas por proteger la salud o la vida en general, lo cual se manifiesta a través de expresiones como “siempre uno se muere de algo”.

Los grupos de apoyo tiene como objetivo iniciar, de manera rápida, la aceptación de la enfermedad y los cambios en su vida

Los grupos de apoyo tiene como objetivo iniciar, de manera rápida, la aceptación de la enfermedad y los cambios en su vida.

La aceptación

Finalmente, las personas admiten que padecen una enfermedad, diabetes, y comienzan a proteger su salud.

Como es común que durante este período también se sienta aturdimiento, irritabilidad, ansiedad, confusión, culpa, miedo o tristeza, es importante tener la valentía suficiente para visitar algún grupo de ayuda y estar dispuestos a interactuar para beneficiarse. También hay que admitir que son posibles los desánimos y retrocesos, pero es necesario aprender a considerar esos reveses como desafíos, para replantearse nuevos métodos con el fin de paliar la enfermedad.

Beneficios de los grupos de apoyo

En sintonía con una investigación hecha pública a través del Journal of Health Psychology, estos grupos traen consigo las siguientes mercedes:

-Avivan la motivación para la autoprotección.

-Reducen la ansiedad y el estrés.

-Desarrollan estrategias creativas para enfrentar la diabetes.

-Incrementan la autoeficacia y la autoestima.

-Fomentan el control.

-Viabilizan una actitud más positiva hacia el tratamiento.

-Crean satisfacción.