En la clínica de la Universidad de Navarra un equipo de científicos identificó una molécula denominada Interleuquina-32, que de inhibirse, ayudaría a enfrentar la diabetes y la obesidad.

Se pueden encontrar altos porcentajes de la molécula Interleuquina-32 en personas con sobrepeso y que además padecen diabetes. Se localiza en los tejidos grasos de las vísceras y en la sangre. Tiene una fuerte relación con los procesos inflamatorios y los problemas asociados al sobrepeso como la diabetes, la hipertensión, las complicaciones cardiovasculares, la apnea y algunos tipos de cáncer.

El objetivo del estudio fue establecer qué moléculas estaban implicadas en los procesos inflamatorios que padecen los diabéticos.

De disminuirse los niveles de Interleukina-32 presente en los pacientes con obesidad, es probable que se reduzca también la inflamación y los padecimientos vinculados con la obesidad.

El objetivo del estudio, hecho público en la revista especializada Diabetes, fue establecer qué moléculas estaban implicadas en los procesos inflamatorios de quienes viven con dicha enfermedad.

Victoria Catalán, experta en Nutrición y Endocrinología en la clínica y miembro del equipo, explicó que se buscaba entender las razones por las cuales, quienes padecen de obesidad mórbida y son sometidas a cirugía bariátrica, logran perder peso y disfrutan de una mejoría en su salud.

Las personas que son sometidas a cirugía bariátrica, logran perder peso y disfrutan de una mejoría en su salud.

Estadísticas reflejan que el 80 por ciento de quienes se realizan este tipo de operaciones, sienten una mejoría ante padecimientos que sufrían desde antes como la diabetes tipo 2 o hipertensión arterial. También disminuyen las posibilidades de padecer trastornos graves como la apnea o la artrosis.

Durante la mencionada investigación fueron analizadas 90 personas clasificadas según su peso en obesos y delgados. Los obesos fueron separados en diabéticos y personas con una glucemia normal.

Otros estudios sobre la diabetes y la obesidad

En diciembre de 2015 la revista Nature Medicine también publicó los resultados parciales de un estudio sobre la bacteria Akkermansia muciniphila que podría ayudar a prevenir la obesidad y la diabetes. Los autores son científicos liderados por WELBIO, instituto con sede en Bélgica, quienes demostraron que la bacteria puede resultar fundamental  pues es capaz de detener ambas patologías.

La bacteria Akkermansia muciniphila podría ayudar a prevenir la obesidad y la diabetes.

Los científicos realizaron experimentos usando ratones, en los cuales aislaron la Akkermansia muciniphila, cuyas cantidades eran menores en los ratones con sobrepeso. Luego, los especialistas administraron a los animales un tratamiento que tenía como base la misma bacteria y que invirtió los trastornos del metabolismo.

Tras la publicación de los resultados, pasaron a una segunda fase: la prueba en seres humanos. En la actualidad los ensayos se realizan en la Universidad Católica de Lovaina, específicamente en la clínica belga de Saint-Luc.

En 2013, ya se había descubierto que una variante de la proteína FGF21 ayudaba a mejorar el metabolismo en personas obesas que padecían de diabetes tipo 2. El dato fue recogido en la revista Cell Metabolism, donde explicaban que tenía la capacidad de influir de manera positiva en el peso de las personas. Igualmente, los especialistas que realizaron ese estudio aclaraban que la proteína lograba normalizar los niveles de glucosa en sangre.