Para las diabéticas embarazadas el autocontrol al comer es fundamental, indican fuentes médicas. La técnica no es comer por dos personas, sino mejor. Su objetivo debe ser mantener un peso adecuado para su estado biológico.

Pero… ¿cómo sabemos si ya sobrepasamos el límite de lo óptimo? ¿Es posible para una persona con diabetes controlar el riesgo de engordar durante el embarazo?

Generalmente, durante el embarazo todas las mujeres toman conciencia de lo importante que es mantenerse sanas. Alimentarse mal o beber líquidos perjudiciales para su organismo influirá en el desarrollo del feto.

Lo normal es subir 11 kilogramos durante toda la gestación.

Lo normal es subir 11 kilogramos durante todo el embarazo.

Alcohol y cafeína, son dos de los productos que comúnmente se evitan… sin embargo, no es suficiente. Las patologías que puede padecer el bebé de una madre diabética descontrolada son muy variadas. La mayoría están derivadas de la diabetes gestacional, una hipertensión, un parto difícil o el sobrepeso de la mamá en esos 9 meses.

El riesgo están en todas partes. Quienes se mantienen delgadas poseen peligro de que el feto sufra un crecimiento retardado en el interior del útero. Las que engordan 15 kilos entran en fase de alarma. La especialista Sofía Fournier aclara a la sección de Salud de la revista Hola, que lo normal es subir 11 kilogramos durante toda la gestación.

Fournier, quien se ha convertido en una experta en obstetricia y medicina fetal, alerta que las subidas de peso dependen de dos elementos. Uno es el IMC, siglas que identifican el índice de masa corporal, al comenzar el embarazo. No importa si es único o gemelar. El otro es limitarnos a engordar entre uno y dos kilos solo en los primeros tres meses. Luego el ritmo subirá a kilo y medio mensual.

Sobre los caprichos, agrega que no están en enemistad con el embarazo y la diabetes. Pero deben ser moderados. Esporádicamente un helado o un croissant no está mal.

Sobre las 10 a.m. y por la tarde, es recomendable que las embarazadas tomen algún alimento.

Sobre las 10:00 a.m. y por la tarde, es recomendable que las embarazadas tomen algún alimento.

Tips para el peso de diabéticas embarazadas

  1. Pésate al menos una vez cada siete días. Anota los resultados y pregúntale al médico cuál debe ser tu peso ideal por mes.
  2. Sigue rutinas de alimentación equilibradas y saludables. Nada de fritos o comidas rápidas. Disminuye los hidratos de carbono y las comidas saladas. Apuesta por verduras, legumbres y alimentos al vapor y también a la plancha. Contra la acidez, recomendamos cenas ligeras.
  3. No te saltes las comidas. A mitad de la mañana y de la tarde, debes tomar algún alimento.
  4. Bebe al menos 2 litros de agua diariamente. Nada de refrescos con gas o azucarados.
  5. Practica algún deporte aeróbico, dos o tres veces a la semana. Así llegarás al parto en buena forma. El deporte que se considera ideal para las embarazadas es la natación.
El peso varía en dependencia del tipo de embarazo.

El peso varía según el tipo de embarazo.

¿Cómo se distribuye el peso al final del embarazo?

El peso varía según el tipo de embarazo. En el caso de un embarazo único, en una mujer que no presentaba sobrepeso antes de la gestación, el peso puede estar distribuido así: 3.400 gr. del bebé, 750 gr. la placenta, aproximadamente 1,5 kilos de líquido amniótico (1 o 2 litros), 2 kilos llega a pesar el útero, y se gana un kilo en cada una de las glándula mamarias.

A esto hay que agregar dos o tres kilos de más debido a las hormonas. En total, el aumento de peso debe ser de 11 a 13 kilogramos.