Parece increíble, pero lo cierto es que muchos diabéticos prefieren métodos tradicionales para controlar su enfermedad. Aunque las bombas de insulina surgieron hace varias décadas, en la actualidad una de cada tres personas con diabetes emplea este equipo, que reemplaza las inyecciones. También de acuerdo con el sitio de noticias Statnews.com, solo uno de siete enfermos acude a los monitores de glucosa, que vieron la luz en el mercado en 1999.

Colombia está entre las naciones donde más bombas de insulina se usan en toda América Latina. La herramienta es esencialmente empleada por jóvenes y niños, que son quienes también prefieren otras herramientas asociadas al progreso tecnológico y la era 2.0.

Las bombas de insulina son esencialmente empleadas por jóvenes y niños.

Las cifras reveladas son asombrosas pues demuestran el desaprovechamiento de las tecnologías para enfrentar la diabetes, por parte de la población en general.

Las causas del problema, dice el artículo, tienen su base en el desconocimiento de la diversidad de herramientas existentes por parte de los doctores y los pacientes; o en la escasez de recursos económicos para acceder a ellas.

Aun así, las empresas farmacéuticas y las industrias tecnológicas avanzan en sus intentos por masificar el acceso a sus novedades científicas. Cada vez se invierte más presupuesto y tiempo en la introducción de productos, aplicaciones, dispositivos y softwares que puedan contribuir al tratamiento de la enfermedad.

Según datos la Organización Mundial de la Salud, en los últimos 35 años la cifra de diabéticos se multiplicó por cuatro. De no frenar esta tendencia, en el año 2030 se duplicarán las defunciones por esta causa, así como sus secuelas por discapacidad.

Algunos avances tecnológicos para los diabéticos

Por eso Statnews.com menciona entre los más útiles adelantos de los últimos tiempos el páncreas artificial aprobado por la FDA, el cual es el primero de su tipo en el mundo. También resalta la comercialización del parche, lanzado por la marca Abbott, para leer los porcentajes de glucosa en el organismo cada 15 minutos. Igualmente anunció la próxima salida de una herramienta para predecir como los alimentos pueden variar el nivel de azúcar en el flujo sanguíneo.

Entre otros ejemplos, se enumeran las medias diseñadas y elaboradas para alertar a los diabéticos cuando se hieren los pies.

Medias capaces de controlar el nivel de glucosa y otras variables en las personas con diabetes.

Siren Care, se nombra la start-up estadounidense que desarrolló estas medias capaces de controlar el nivel de glucosa y otras variables en las personas con diabetes. Son medias inteligentes y sus capacidades son amplias. Su secreto radica en los sensores que son capaces de medir la temperatura para detectar la inflamación, la pérdida de sensibilidad y hasta posibles laceraciones.

Por otra parte, un equipo de profesores de la Universidad Nacional de Colombia, se encuentra desarrollando Nutriassist. Se trata de una aplicación solo para quienes padecen de diabetes tipo 2 y que sobrepasen los 40 años de edad. La idea es que ellos puedan controlar a través de sus teléfonos móviles y mediante interfaces muy sencillas los parámetros vinculados con su alimentación.

Controlar a través de sus teléfonos móviles y mediante interfaces los parámetros vinculados con su alimentación.

La aplicación permite diseñar un menú con los alimentos que se desean consumir con el fin de que el paciente conozca cuantos carbohidratos añadirá a su organismo.