Diversas resultan las complicaciones severas que afectan a los pacientes diabéticos, pero aquellas referentes al pie diabético son las causantes de cifras mayores de damnificados, humana y económicamente hablando. El 70 por ciento del total de amputaciones de las extremidades inferiores a nivel mundial, según las estadísticas, guardan relación con el padecimiento diabético.

Para los pacientes diabéticos resulta probable, en un porcentaje 25 veces mayor, la pérdida de extremidades inferiores, comparativamente con quienes no padecen la enfermedad. Las cifras indican que, cada 30 segundos, en el mundo, a una persona diabética se le amputa una pierna. Controlar de forma agresiva el pie diabético evitaría, mayormente, las amputaciones, inclusive, si estas fueran inevitables, y podría salvarse la otra pierna así como la vida del paciente, en el caso de mantenerse la adecuada atención y el correcto seguimiento por parte de un equipo médico responsable.

Para los pacientes diabéticos resulta probable, en un porcentaje 25 veces mayor, la pérdida de extremidades inferiores

Para los pacientes diabéticos resulta probable, en un porcentaje 25 veces mayor, la pérdida de extremidades inferiores.

Costos de atención a pacientes con pie diabético

Entre las naciones más desarrolladas, el monto concerniente a una úlcera en un paciente diabético se ubica entre los  siete mil y los diez mil dólares. Según estimaciones, el costo directo de la amputación del pie diabético se calcula entre los treinta mil y los sesenta mil dólares, resultando esto una problemática imposible de solucionar en un gran número de casos.

Entre los principales factores de riesgo que inciden en el pie diabético podemos mencionar las infecciones de los pies, las úlceras, la polineuropatía diabética y, por lo general, la etiología polimicrobiana. También las deformidades comunes, o sea, los dedos en martillo, entre las demás que dificultan, en muchos casos, encontrar calzados adecuados para la protección del pie.

Controlar de forma agresiva el pie diabético evitaría, mayormente, las amputaciones, inclusive, si estas fueran inevitables

Controlar de forma agresiva el pie diabético evitaría, mayormente, las amputaciones, inclusive, si estas fueran inevitables.

La polineuropatía periférica de los pacientes con diabetes presenta una oscilación de entre el cinco y el 80 por ciento, según el criterio de diagnóstico empleado, y es sabido que va en aumento a la par de la edad.

Campañas de prevención

El Día Mundial de la Diabetes del año 2005 estuvo centrado en el tema del pie diabético, en cómo cuidarlo. La celebración fue realizada bajo la consigna: “Empieza con buen pie: evita las amputaciones”. En ese año, y en medio de las conmemoraciones, servicios endocrinológicos de varios países desarrollaron diversas acciones enfocadas en divulgar y capacitar a sus sociedades en el tema de los cuidados de los que requiere el pie diabético.

Estas campañas también insistieron en la prioridad de la revisión regular de los pies en los pacientes diabéticos, tanto en el terreno como en las consultas, para hacer posible la identificación precoz de los pies en riesgo, así como contribuir a la educación de los pacientes y de los distintos equipos especializados alrededor del mundo, promoviendo también el empleo de calzados adecuados y el tratamiento inmediato a todo problema que se presente relacionado con el pie.

Podría salvarse la pierna y la vida del paciente si se mantiene la adecuada atención y el correcto seguimiento por parte de un equipo médico responsable

Podría salvarse la pierna y la vida del paciente si se mantiene la adecuada atención y el correcto seguimiento por parte de un equipo médico responsable.