¿Cómo influye la tensión arterial, glucosa y peso de una embarazada en su bebé? Estudios realizados en gestantes obesas, con sobrepeso y diabéticas, confirmaron su tendencia a tener niños de gran tamaño. Pero según una investigación desarrollada por las universidades de Bristol y Exeter, en Gran Bretaña, las mujeres con presión alta durante la gestación dan a luz bebés más pequeños.

Aunque ya se sabía de esta tendencia, aún no se conocía con certeza si el tamaño del recién nacido era el resultado de las características de la madre.

El tamaño de los bebés recién nacidos puede estar condicionado por los padecimientos de obesidad, diabetes e hipertensión de sus madres

El tamaño de los bebés puede estar condicionado por los padecimientos de obesidad, diabetes e hipertensión de sus progenitoras.

Si las embarazadas aumentan de peso y tienen niveles elevados de glucosa,  pueden tener bebés de mayor peso. Tal aseveración, fue otro resultado de la colaboración entre estos especialistas.

El equipo de investigadores determinó que las gestantes con hiperglucemia suelen tener niños de gran tamaño, aún en rangos permisibles. Igualmente arrojó el estudio que el índice de lípidos en la sangre de las madres vinculadas con el aumento de peso, no parece determinante en el tamaño de su futuro bebé.

Una de las codirectoras de esta investigación, Rachel Freathy, perteneciente a la School of Medicine de la Universidad de Exeter, expresó que sean grandes o pequeños conlleva peligros. Precisó que la salud entra en riesgo, pues nacer con alto o bajo peso se encuentra vinculado con enfermedades que los bebés podrían padecer después, como la diabetes mellitus tipo 2.

Las gestantes con sobrepeso y diabéticas tienden a tener bebés grandes

Las gestantes con sobrepeso y diabéticas tienden a dar a luz bebés grandes.

La doctora Freathy destacó que entender las características de una futura madre, influirá en el peso de su descendiente. Orientarlas al respecto, ayudará a que ellas tengan un buen embarazo.

Curiosidades sobre el estudio de la influencia

Los expertos que realizaron el estudio emplearon estadísticas de más de 30.000 mujeres y sus bebés. Todas con buen estado de salud. Dicha información se recopiló de 18 investigaciones anteriores. Eso permitió analizar cambios genéticos relacionados con la cantidad de glucosa y lípidos en sangre.

También procesaron las cifras de la tensión arterial y el índice de masa corporal. Valoraron, asimismo, cuánto pesaron cada uno de los niños nacidos entre los años 1929 y 2013. El grupo de madres sujetas a este estudio eran de ascendencia europea. Residían en países del Viejo Continente, Australia y los Estados Unidos.

Estudios anteriores se basaban solo en la observación, ha dicho Jess Tyrrell. Ella también codirigió la investigación desde Exeter. En su opinión, esa modalidad investigativa hacía difícil profundizar en la relación entre embarazo y peso al nacer.

Las mujeres, con presión alta durante la gestación, dan a luz bebés más pequeños

Las mujeres, con presión alta durante la gestación, dan a luz bebés más pequeños.

Significó además que la propuesta metodológica, es más sólida. La causa es que ofrece fuertes evidencias de que la combinación negativa de glucosa, peso y presión arterial , tiene efectos sobre el tamaño del recién nacido.

Resulta interesante también el hecho de que, por lo regular, ser obeso o tener sobrepeso se vincula con cifras de tensión arterial elevada. Sin embargo, los expertos notaron que con el incremento de esta, el bebé puede nacer más pequeño. El resultado apunta a que existen factores que inciden en el crecimiento del feto en el útero.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar