Se conoce como diabetes gestacional a una variante de esta enfermedad, la cual se desarrolla o es detectada en el embarazo, con prevalencia de un 9,2 por ciento. Se ha demostrado que la diabetes gestacional constituye, fundamentalmente, una forma inicial de diabetes mellitus tipo 2, lo cual podría repercutir en el desarrollo pancreático intrauterino y, posteriormente, en el desarrollo de la enfermedad diabética en la etapa infantil, juvenil o adulta.

Existen diversos riesgos identificados por los científicos, para las gestantes que padecen diabetes gestacional. En un informe difundido por la Federación Internacional de Diabetes, se presentaba la programación intrauterina del feto en gestación y sus consecuentes trastornos durante la vida con posterioridad al parto, como un riesgo para las gestantes con diabetes gestacional. Pero uno de los más preocupantes en la actualidad es el vinculado con el autismo.

La diabetes gestacional constituye, fundamentalmente, una forma inicial de diabetes mellitus tipo 2.

Resultado de las investigaciones                           

Las investigaciones han determinado en los bebés nacidos de madres que padecieron de diabetes gestacional, o que la desarrollaban con posterioridad a la semana veintiséis del embarazo, que estos tenían un mayor riesgo al desarrollo del autismo, comparativamente, que los bebés de las madres no diabéticas o con diabetes gestacional. Esta modalidad diabética, por tanto, constituye un serio factor que aumenta el riesgo en los bebés de desarrollar el autismo.

Estudios futuros tendrán que centrarse en el diagnóstico temprano y en determinar tratamientos para la diabetes durante el período del embarazo, enfocados en disminuir los riesgos de desarrollar autismo. Esto fue declarado por Anny Xiang, perteneciente al consorcio médico Kaiser Permanente Southern California, Estados Unidos, e investigador principal del equipo médico que desarrolló este estudio.

En los casos de exposición del feto a la diabetes gestacional, con anterioridad a la semana veintiséis, hay un 42 por ciento de riesgo mayor para el bebé de desarrollar el autismo

En los casos de exposición del feto a la diabetes gestacional, con anterioridad a la semana veintiséis, hay un 42 por ciento de riesgo mayor para el bebé de desarrollar el autismo.

Según investigadores de JAMA Internal Medicine, de la Asociación Médica de los Estados Unidos, se ha descubierto que, en los casos de exposición del feto a la diabetes gestacional, con anterioridad a la semana veintiséis, hay un 42 por ciento de riesgo mayor para el bebé de desarrollar el autismo. En este estudio fueron analizados reportes de 322 mil bebés que nacieron en el Kaiser Permanente Southern California Medical Centers, en los meses comprendidos entre enero del año 1995 y diciembre del año 2009.

Diabetes gestacional y autismo

Los investigadores puntualizaron el carácter observacional de sus investigaciones, las cuales solo evidencian, en primer lugar, el vínculo existente entre la diabetes gestacional y el riesgo para el bebé de desarrollar el autismo, y no la determinación de las relaciones causales y sus efectos en dicho fenómeno.

Debieran realizarse exámenes prematuros de autismo en los bebés de madres a las que les fue detectada la diabetes gestacional con anterioridad a la semana veintiséis

Debieran realizarse exámenes prematuros de autismo en los bebés de madres a las que les fue detectada la diabetes gestacional con anterioridad a la semana veintiséis.

Precisaron, además, que la investigación recomienda que debieran realizarse exámenes prematuros de autismo en los bebés de madres a las que les fue detectada la diabetes gestacional con anterioridad a la semana veintiséis, para determinar la probabilidad de que los niños desarrollen el autismo, según explicara el también autor de este estudio, Edward Curry, del Kaiser Permanente Fontana Medical Center.