La composición de un plato de comida puede contribuir a que cuides de tu diabetes. No hay que fijarse solo en la presentación, sino además la proporción de las comidas que sirvas en ella.

“Método del plato” suelen llamar en algunas partes del mundo a esta forma sencilla de controlar la cantidad de glucosa en el organismo. Con esta técnica, es posible que una persona diabética rebose su plato con los vegetales que necesita ingerir. También puede incluir pequeñas porciones de proteínas.

Elige siempre los alimentos más saludables para tu dieta.

Elige siempre los alimentos más saludables para tu dieta.

Este método mezcla porciones grandes y pequeñas de diferentes alimentos. Algunas personas afirman que les ha ayudado incluso a bajar de peso. Pero su principal objetivo es lograr que la persona con diabetes aprenda a tener una vida sana a partir del control de su cuerpo.

No se necesita ninguna herramienta en especial para poner en práctica el método. Todo se basa en las combinaciones que pueden hacerse con los alimentos.

¿Te gustaría probar esta idea contra la diabetes en tu hogar? Solo sigue estos siete simples pasos.

De platos y diabetes  

  • Dibuja en tu plato una línea imaginaria de abajo hacia arriba. Después divide la mitad izquierda de nuevo en dos partes, de manera que el plato quede dividido en tres secciones. Fíjate en la imagen.
Lo mejor de esta técnica es que no es necesario sacar muchas cuentas y puede ponerse en práctica en casi cualquier lugar

Lo mejor de esta técnica es que no es necesario pesar los alimentos y puede ponerse en práctica en cualquier sitio.

  • Sirve en la parte más grande vegetales sin almidón. Algunos de ellos pueden ser espinacas, lechuga, zanahoria, col, verduras y col china. También puedes poner brócoli, tomates, coliflor, cebolla, pepino, remolacha, pimientos, champiñones, nabos, etc…
  • Después, en cualquiera de las partes pequeñas, agrega al plato algunos granos o alimentos que incluyan almidón. Ejemplo de estos son el pan integral, los cereales, la avena, maíz, sémola y fideos. También puede ser arroz, tortillas, judías, patatas, galletas o palomitas de maíz.
  • En la otra sección pequeña agrega alguna proteína. Puede ser pavo o pollo sin miel, algún pescado, mariscos, carne magra, solomillo, tofu, lomo o huevos.
Todos en la familia pueden participar en esta forma sana de nutrición.

Toda la familia puede utilizar esta forma sana de nutrición.

  • Incluye una fruta o un lácteo.
  • Emplea aceites para preparar las comidas. Añádele a las ensaladas ingredientes sanos como semillas, frutos secos y aguacates.
  • Para beber te recomendamos el agua o refrescos sin azúcar, porque no contienen carbohidratos, así que es imposible que incrementen la glucosa en sangre.