La fibra aporta beneficios a tu alimentación si tienes diabetes, mejorando el tratamiento dietético de la diabetes, ya que influye en la velocidad a la que los glúcidos presentes en un alimento llegan a la sangre, es decir, en el índice glucémico de los alimentos. Esto permite además una mejor respuesta de la insulina, ya que el páncreas puede liberar esta hormona de forma uniforme, en consonancia con la velocidad de la llegada de la glucosa a la sangre, y no de forma imprevista y en grandes cantidades.

Estos son los beneficios que te aporta la fibra si tienes diabetes:
• Mejora tu tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento.
• Refuerza tu flora intestinal ( efecto prebiótico ), que a su vez hace que mejore también el tránsito intestinal.
• Reduce considerablemente el riesgo de cáncer de colon.
• Potencia tu sistema inmunológico.
• Sintetiza el 50% de las necesidades de vitamina K diarias.
• Tienes mas sensación de saciedad, dado que la fibra dietética tiene la capacidad de absorber agua, aumentando así su volumen y por lo tanto, aumentando el espacio ocupado en tu estómago.
• Retrasa la velocidad de absorción de la glucosa a la vez que disminuye su absorción, por quedar parte de ésta atrapada en las mallas de fibra que se forman al entrar en contacto la fibra dietética y el agua; por ello, te ayuda a mejorar el nivel de glucemia así como la tolerancia a la insulina, efecto visiblemente beneficioso en el tratamiento de tu diabetes, ya sea de tipo 1, 2 o gestacional.

El consumo diario de fibra en tu plan de alimentación, es importante por su papel en la salud, porque la fibra aporta beneficios a tu alimentación si tienes diabetes.

¿ Se comportan igual todos los alimentos con fibra en mi organismo?

No todas las fibras actúan de igual manera, e incluso el formato de éstas en el alimento, es decir, si las fibras forman parte natural de éste o bien si han sido añadidas, provoca diferencias en lo que a su efecto beneficioso se refiere. Así pues, en los cereales integrales el índice glucémico es mucho menor que en aquellos en los que la fibra ha sido añadida, aun teniendo estos últimos una cantidad de fibra superior.
Por eso, si tienes diabetes, siempre será mucho mejor que consumas los panes, cereales y pastas elaboradas a base de los granos de cereal completos, en vez de aquellos en los que la fibra se haya añadido en algún momento de su elaboración.

 

La fibra se pueden clasificar de forma sencilla en dos grupos diferentes según si son solubles o insolubles:

Las fibras solubles, trabajan a modo de esponja, absorbiendo agua y formando una malla viscosa, que conserva sustancias en su interior a la vez que disminuye la velocidad de absorción de nutrientes como la glucosa. Éstas las puedes encontrar en casi todas las frutas y en las legumbres.

 

Las fibras insolubles, forman una especie de mallas menos viscosas al entrar en contacto con el agua por lo que su efecto es más bien laxante, mejorando la velocidad del tránsito intestinal. Éstas las encuentras en las verduras y cereales integrales principalmente.

La fibra aporta beneficios a tu alimentación si tienes diabetes   y sigues las siguientes recomendaciones actuales: no sólo tienes que ingerir diariamente frutas y verduras obligatoriamente, fuente natural de fibra dietética, sino que además es importante el consumo de cereales, como cereales del desayuno, pan, pasta, arroz, etc. en su formato completo, es decir integral.