Una firma de Dinamarca conocida como Novo Nordisk hizo público este año en Estados Unidos, durante el Congreso Anual de la Asociación Americana para la Diabetes, lo arrojado por una profunda investigación que aborda la protección que brinda al corazón el uso del medicamente bautizado con el nombre de “Liraglutida”.

La extensión de este estudio, llamado LEADER, abarcó al menos 32 naciones del orbe y sobrepasó la cifra de nueve mil diabéticos del tipo 2 y con graves problemas cardiovasculares, involucrados en el experimente cuyos resultados fueron publicados también en la revista inglesa New England Journal of Medicine.

La Liraglutida disminuye los peligros de infarto o muerte por problemas en el corazón, así como el peso corporal

La Liraglutida disminuye los peligros de infarto o muerte por problemas en el corazón, así como el peso corporal.

¿Por qué surge la Liraglutida?

La Liraglutida, en principio, fue creada para monitorear la cantidad de azúcar en el organismo, pero las pruebas realizadas revelaron que, además, disminuye los peligros de infarto o muerte por problemas en el corazón, así como el peso corporal.

El peligro de infarto cardiovascular en el enfermo con diabetes puede ser cuatro veces más probable que entre quienes no son diabéticos debido, sobre todo, a los problemas que repercuten en las arterias y en las venas a causa de la circulación del azúcar por la sangre. De hecho, las enfermedades relacionadas con el corazón son una de las primordiales causas de fallecimiento entre los diabéticos del mundo.

Esta información es confirmada por Mariana Mercado García, endocrinóloga, quien no pierde tiempo en afirmar que existen otros elementos que, en este tipo de pacientes, elevan las probabilidades de muerte cardíaca, como es el caso de la presión arterial constantemente elevada, el colesterol fuera de límites, o los problemas en el hígado.

Las enfermedades relacionadas con el corazón son una de las primordiales causas de fallecimiento entre los diabéticos del mundo

Las enfermedades relacionadas con el corazón son una de las primordiales causas de fallecimiento entre los diabéticos del mundo.

Cuidar el corazón

Por tanto, cuidar el corazón de los diabéticos constituye, en su opinión, un desafío para las empresas farmacéuticas y, sin excepción, los laboratorios podrían estar obligados a hacer investigaciones sobre el peligro cardiovascular que tiene cada medicina creada contra la diabetes que será comercializada.

En el caso de la Liraglutida, que fue vendido con el nombre de Victoza, constituye una sustancia que actúa sobre el glucagón tipo 1, hormona producida por el intestino para regular las sensaciones de saciedad y hambre. O sea, el medicamento estabiliza los niveles de azúcar en sangre, disminuye la velocidad del vaciamiento gástrico y ayuda a disminuir la ansiedad por volver a comer, razón por la cual se dice que también sirve para bajar las libras de más.

También, activa las células beta que están en el páncreas con el objetivo de que fabriquen más insulina en enfermos de diabetes tipo 2, pues eso les permitirá mantener el control de las cantidades de glucosa en el organismo.

La presión arterial constantemente elevada, el colesterol fuera de límites, o los problemas en el hígado elevan las probabilidades de muerte cardíaca

La presión arterial constantemente elevada, el colesterol fuera de límites, o los problemas en el hígado elevan las probabilidades de muerte cardíaca.

Inicios de los estudios

El estudio LEADER comenzó en septiembre de 2010, y dio seguimiento a quienes participaron en el experimento durante un período que se extendió entre tres años y medio y cinco años. Se valoró como criterio principal la primera producción de un infarto o muerte cardiovascular, así como cualquier accidente cerebrovascular que no terminara con la vida de los pacientes.

Durante ese quinquenio, Liraglutida disminuyó en un 15 por ciento los fallecimientos totales, si se le compara con el placebo, y también redujo en un 12 por ciento complicaciones tales como la hospitalización por problemas del corazón, revascularización coronaria y angina inestable.

El estudio LEADER comenzó en septiembre de 2010, y dio seguimiento a quienes participaron en el experimento durante un período que se extendió entre tres y medio y cinco años

El estudio LEADER comenzó en septiembre de 2010, y dio seguimiento a quienes participaron en el experimento durante un período que se extendió entre tres y medio y cinco años.

La Victoza o Liraglutida se encuentra a la venta en México, y ya es usado como tratamiento por más de un millón de diabéticos del tipo 2 en todo el planeta.