Los superalimentos para diabéticos deben cumplir algunas condiciones. Entre ellas, poseer altos porcentajes de grasas saludables, pocos carbohidratos y moderadas proteínas. Estos principios básicos ayudan a comprender por qué fueron elegidos. Consumirlos con regularidad puede ser muy beneficioso para la salud de quienes tienen diabetes.

  1. Pescados con niveles reducidos de mercurio

Entre los alimentos fundamentales para el control de la diabetes se encuentran las que provienen del mar. Los mismos aportan a nuestras dietas ácidos grasos fundamentales como el Omega-3. El mismo facilita al organismo aprovechar  los efectos fotoeléctricos que alimentan las mitocondrias.

Los productos del mar aportan a nuestras dietas ácidos grasos fundamentales como el Omega-3.

Sin embargo, dados los grandes problemas de contaminación de los mares, los pescados no solo contienen Omega-3. Una gran cantidad de estas especies han sido corrompidas con mercurio, algunos metales y determinadas toxinas químicas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, más de 50.000 personas sufrieron los efectos del mercurio por los pescados que comían. Incluso se llegó a describir un trastorno asociado, la enfermedad de Minamata, que afectó a 2.000 individuos.

El mercurio puede inducir efectos tóxicos en algunos órganos y sistemas, como el nervioso, los riñones, el hígado y los órganos reproductivos, pero el de mayor riesgo es el neurotóxico.

  1. Aguacate

El Aguacate es una valiosa fuente de grasas buenas para el organismo. También proporciona fibras y más de  veinte minerales y vitaminas. El diario Medical News Today, reseña sobre este producto que sus grasas contribuyen a incrementar la sensación de saciedad. Comerlo, ayuda a retardar el efecto digestivo de los conocidos carbohidratos y, con eso, beneficia el control de la glucosa en sangre.

El Aguacate es una valiosa fuente de grasas buenas para el organismo.

El aguacate ayuda a mejorar los niveles de colesterol y a la vez a estabilizar el ritmo cardíaco. Un poco de esta fruta ofrece grasas monoinsaturadas, ácido oléico y alfa-linoleico (conocido popularmente como ácidos grasos Omega-3).  También incide en el incremento y reparación de la masa muscular por contener una buena cantidad de proteínas, potasio y zinc, más que los plátanos.

Molida, la semilla del aguacate también puede ser útil. La misma contiene compuestos fenólicos que sirven para prevenir úlceras intestinales y también infecciones bacterianas o virales. Al contener flavonol, no permite el crecimiento de los tumores. También sirve para fortalecer el sistema inmunológico y evitar las enfermedades debilitantes, así como el envejecimiento prematuro.

  1. Semillas

Las semillas de Sésamo Negro, Girasol, Calabaza, Comino Negro, y Chía poseen mucho magnesio, un nutriente importante que tienen en niveles deficientes muchas personas.  Su falta aumenta las probabilidades de resistencia a la insulina, pues tiene un rol  esencial en el metabolismo de la glucosa y los carbohidratos.

El organismo humano necesita del magnesio para poder ejecutar alrededor de 300 procesos.

Las semillas de Sésamo Negro, Girasol, Calabaza, Comino Negro, y Chía poseen mucho magnesio.

  • Girasol: Un cuarto de taza de semillas de girasol, le proporciona a tu cuerpo 128 mg del magnesio vital para las funciones biológicas.
  • Sésamo Negro: 30 gramos contienen más o menos 101 mg de magnesio. Ayuda a que el colesterol en sangre se mantenga en niveles adecuados. Tiene un alto contenido de calcio que ayuda a que la salud ósea sea óptima, favoreciendo la prevención de la osteoporosis, sobre todo para las personas que no pueden consumir leche de vaca.
  • Calabaza: Los especialistas argumentan en diversas webs, que dos cucharadas de semillas de calabaza  proporcionarán 74 mg de magnesio (alrededor del 25 % del consumo diario recomendado). La mantequilla de semillas de calabaza puede ser elaborada en casa; simplemente mezcla semillas de calabaza enteras en un procesador de alimentos hasta que obtengas una pasta suave.
  • Comino negro: Esta semilla posee una  larga historia en cuanto a sus usos medicinales. Es rico en antioxidantes y otros compuestos que funcionan como estimulantes del sistema inmunológico. También se le adjudican propiedades contra el cáncer y en la prevención de la diabetes tipo 1 y tipo 2.
  • Chia: Además de incluir magnesio, también ha resultado una excelente fuente de grasas saludables, antioxidantes y fibras. 30 gramos de chía permite obtener 10 gramos de fibra. Se puede añadir a ensaladas y batidos.
  1. Carbohidratos y fibras

Las mejores fuentes de fibra se derivan de los llamados alimentos enteros como la avena.

Las mejores fuentes de fibra se derivan de los llamados alimentos enteros (avena, cebada,  trigo entero, pan integral, palomitas…). Los almidones, caracterizados por ser muy resistentes a la digestión, son buenos para mantener en niveles estables la glucosa en sangre. Las fibras con baja viscosidad, resisten con mayor eficacia la digestión y suelen fermentarse con lentitud en el intestino.

  1. Nueces de Castilla

Esta es la nuez más común en Europa. También se le conoce como nogal europeo o nogal español. Aunque están disponibles todo el año, son más abundantes durante el otoño. Entre sus beneficios se encuentra la reducción de los niveles de colesterol en sangre. Mejora la circulación,  disminuyendo el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Se considera que posee antioxidantes 15 veces más poderosos que la vitamina E. Está asociada con la prevención del cáncer y de otras enfermedades que tienen que ver con los radicales libres.

Entre los beneficios de la Nuez de Castilla se encuentra la reducción de los niveles de colesterol en sangre.

Algunos estudios revelan que comer altas cantidades de esta nuez, disminuye el peso corporal. Eso es útil para mantener los niveles de glucosa en sangre estables. Las nueces de Castilla, son una opción saludable para los diabéticos, ya que tienen un alto contenido en fibras y grasas saludables.

  1. Espinacas

Las espinacas tienen altos índices de potasio. Ellas proporcionan, cuando están cocinadas, alrededor de 839 mg de este componente, mucho más que el plátano, que es conocido alrededor del mundo como una fruta rica en esta sustancia pero solo posee 539 mg.

Las espinacas tienen altos índices de potasio.

La espinaca contiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, como pueden ser, la colina para mejorar la memoria y el ácido fólico que protege al corazón. Igualmente, contiene luteina que combate el cáncer, clorofila y vitaminas A y C así como calcio, proteínas, potasio y hierro.

  1. Moras azules, fresas y otros tipos de bayas

En las fresas se encuentra la fisetina, una sustancia que actúa en contra de posibles problemas cerebrales y renales en animales con diabetes. Las investigaciones con personas han evidenciado que quienes ingieren grandes cantidades de moras azules, fresas y otros tipos de bayas, disminuyen las posibilidades de padecer diabetes, demencia o ataques al corazón.

Ingerir grandes cantidades de moras azules, fresas y otros tipos de bayas, disminuye las posibilidades de padecer diabetes.

Se estima que sus efectos se relacionan con una clase de flavonoides conocidos como antocianinas, los cuales se halla en esos tipos de bayas.

  1. Jengibre

Estudios científicos sugieren que esta raíz reduce los niveles de  azúcar en sangre en especial cuando la persona con diabetes se encuentra en ayunas.  Una parte de este efecto está vinculado con sus propiedades antiinflamatorias.

El jengibre reduce los niveles de azúcar en sangre.

El jengibre es igualmente un buen remedio natural contra el mal aliento. Con rallar un poco de jengibre y añadirlo al agua para beberlo de vez en cuando, notaremos que tenemos la boca más fresca. La planta también ayuda a combatir los virus debido a sus propiedades antivirales.  Nos ayuda a reducir las náuseas y el estómago revuelto y es de utilidad para dolencias del aparato respiratorio, como infecciones, bronquitis, tos, gripes y resfríados.

  1. Canela

Una de las especies que más se utiliza al cocinar es la canela. Para sorpresa de muchas personas, también  sirve contra la diabetes. Lo ideal es rociarla encima de las zanahorias o agregarla al té con el objetivo de realzar el sabor y sustituir el azúcar.

La canela ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre.

De acuerdo con el Medical News Today la canela es una especie muy recomendada para mejorar los problemas de circulación y muy beneficiosa para las personas con diabetes, ya que ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre.