Para comunicar sobre la incorporación de este cuerpo médico al calendario de vacunación de los adultos, ante la posibilidad de contraer el Herpes Zóster, y con el propósito de evitar inquietudes acerca de la prevención de contraer enfermedades contagiosas, el Hospital de León, puso a trabajar en el acceso principal al centro médico, un puesto que se encargará de informar a todos los interesados.

El herpes zóster es una enfermedad causada por el virus de la varicela zoster, el mismo que causa la varicela.

¿Qué es el herpes zóster?

El herpes zóster, enfermedad conocida como “culebrilla”, que se ha convertido en una preocupación para la localidad. Es producida por una reactivación del virus de la varicela-zóster, el cual afecta a los nervios periféricos y a la piel, produciendo pequeñas y dolorosas ampollas en forma de anillo aunadas a lo largo de un dermatoma.

Entre sus múltiples complicaciones, sobre todo en individuos inmunodeprimidos, están la parálisis motora o facial temporal, la insuficiencia respiratoria e infecciones bacterianas secundarias. Aunque su principal secuela es la neuralgia posherpética (NPH): una sensación dolorosa crónica en el dermatoma afectado, que puede durar desde varias semanas hasta casi un año.

Este padecimiento es común entre personas con edades avanzadas o con alteraciones de su sistema inmune. También es usual en un alto porcentaje, en personas que tienen diabetes, pues los diabéticos suelen sufrir daños en su sistema nervioso en algún momento de la vida, y acostumbran a padecer de neuropatía periférica, que afecta principalmente a las piernas y a los pies. Es, precisamente la infección de herpes zóster, una de las causas más comunes por las que se puede producir una neuropatía.

El Herpes Zóster produce pequeñas y dolorosas ampollas en forma de anillo aunadas a lo largo de un dermatoma.

Campaña de información

Por tal razón, la idea del puesto de información fue puesta en práctica en conjunto con la Asociación de Diabéticos de León y la Consejería de Sanidad. Su eslogan invita a protegerse para hacer frente a este tipo de enfermedades.

Con la intención de que las personas actúen correctamente ante la alerta, el Director General de Salud Pública de Castilla y León, Agustín Álvarez, comentó que el vertiginoso envejecimiento de la població, el incremento de los padecimientos agudos, junto a la poca información acerca de las vacunas que pueden ayudar a los adultos, y la importancia de mantener una buena calidad en su salud individual, motivó el impulso de la Consejería al perfeccionamiento de programas concretos de alerta de enfermedades infecciosas, debilitantes y dolorosas como el Neumococo, o el Herpes Zóster.

También agregó que con la inclusión en la programación de las personas mayores, en programas exclusivos como el que motiva la prevención contra al Herpes Zóster, se busca mejorar la atención integral del enfermo de diabetes, así como perfeccionar el empleo de los materiales sanitarios reservados al control de esta enfermedad.

Existe poca información acerca de las vacunas que pueden ayudar a los adultos.

El médico Isidoro Cano, quien trabaja como responsable de la sala de Endocrinología, al referirse a las vacunas para los ancianos, precisó que el sufrimiento de algunas patologías aumentan el peligro de adquirir enfermedades contagiosas, razón más por la cual la vacunación es tan importantle para ellos como para los niños.

Se calcula que el herpes zóster afecta a casi un 20 por ciento de las personas del mundo, con más riesgo para los caucásicos o europeos que para las personas de raza negra. Puede padecerse a todas las edades, aunque es más frecuente en mayores de 50 años. Algunos factores de riesgo son el estrés, la exposición a inmunotoxinas y los traumatismos.