Recientemente, estudios de alcance global han corroborado los nexos entre la salud mental y la diabetes. Según sus hipótesis, existe una relación entre trastornos como la esquizofrenia o la depresión, y el desarrollo de este problema metabólico.

De acuerdo con la Sociedad Española de Diabetes (SED), la incidencia de la enfermedad puede ser hasta dos veces superior en personas con depresión y aún más en casos de trastorno esquizoafectivo o esquizofrenia.

En estos últimos, tanto la diabetes como otras alteraciones metabólicas de la glucosa pueden ser de dos a cuatro veces por encima de la tendencia observada en el resto de la población general.

Hay probabilidades de que exista una relación entre la esquizofrenia o la depresión y el desarrollo de la diabetes.

Hay probabilidades de que exista una relación entre la esquizofrenia o la depresión y el desarrollo de la diabetes.

Fuentes especializadas señalan algunas causas vinculantes para este fenómeno. Una de ellas es que los medicamentos para tratamientos psicológicos o psiquiátricos suben ligeramente el peso. Eso repercute en la creciente incidencia de la diabetes en pacientes con trastornos de salud mental.

Diabetes + deteriorada salud mental

Los pacientes diabéticos con problemas mentales, son propensos a responder mal al tratamiento especializado y no suelen ser conscientes del riesgo real e inmediato que representa la diabetes para su vida. Los trastornos influyen, también, en que descuiden su salud personal, sean sedentarios e ingieran una mala dieta.

De igual forma, es innegable la influencia de muchas otras particularidades de las enfermedades mentales en los pacientes sin tratamiento, que son más difíciles de nominar, pero los hacen más vulnerables a problemas metabólicos, como es la diabetes.

Muchas personas experimentan depresión cuando comienzan a desarrollar la diabetes

Muchas personas experimentan depresión cuando comienzan a desarrollar la diabetes.

La relación inversa

Hasta el momento vinculamos los trastornos psiquiátricos con el aumento en la incidencia de la diabetes. Pero también la relación inversa se ha detectado en investigaciones sobre este problema metabólico.

De hecho, debido a las consecuencias nefastas de la diabetes, muchas personas experimentan depresión. Por lo general, ocurre cuando comienzan a desarrollar la enfermedad, o al recibir el diagnóstico de esa condición eterna.

Ciertamente, la relación entre la diabetes y la depresión no está tajantemente establecida hasta el día de hoy, sin embargo, la nueva rutina de cuidados y el ritmo de vida y de controles que debe asumir la persona bajo el tratamiento para la diabetes puede generar estrés, desesperación e incluso tristeza.

¿Cómo lidiar con la enfermedad?

Lidiar diariamente con la diabetes es un gran reto. Vivir con ella pone a prueba la estabilidad mental, ya que debemos ser cuidadosos de todo. ¿Qué se come y a qué hora? ¿Cuál es el contenido en carbohidratos? ¿Cómo están el colesterol y azúcares?, son preguntas frecuentes. Sin contar que, además, se debe controlar el peso corporal, realizarse análisis glucémicos y visitar periódicamente al doctor.

Lidiar diariamente con la diabetes es un gran reto para la estabilidad mental

Lidiar diariamente con la diabetes es un gran reto para la estabilidad mental.

Con la diabetes descontrolada, los pacientes sienten más ansiedad y las complicaciones de este estado generan tensión y depresión. En estos casos, aumenta el riesgo de caer en una espiral de comportamientos perjudiciales para tu salud como la mala dieta, fumar y consumir alcohol o drogas, pérdida de interés en hacer ejercicios físicos, etcétera.

Salta a la vista que el descontrol metabólico y mental podría acabar con la vida. Por eso, si a alguien le diagnostican diabetes, llegó el momento de pensar en su bienestar personal. Llegó la hora de ser consciente de que si se adoptan hábitos saludables, son posibles más años de calidad.

Si un amigo o familiar cercano atraviesa esta situación, es posible informarse con expertos o en Internet para aprender a ayudarle y a identificar los síntomas de depresión para apoyar en su tratamiento o encontrar una solución.