La relación entre el síndrome metabólico y el deterioro cognitivo fue hecha pública por  JAMA Neurology, revista internacional para médicos que estudian a personas con trastornos neurológicos, y para quienes se encuentran interesados en la estructura y función del sistema nervioso.

Tener síndrome metabólico multiplica por cuatro las posibilidades de padecer un deterioro de las capacidades cognitivas, informan los resultados de la investigación publicada.

El síndrome metabólico cuadruplica las posibilidades de padecer un deterioro de las capacidades cognitivas.

El estudio científico tenía como objetivo determinar las probabilidades de que los síntomas asociados al síndrome metabólico, estuvieran ligados a la pérdida de capacidades intelectuales. Eso permitiría distinguir de manera anticipada este problema que afecta la calidad de vida, de muchos ancianos en el planeta.

Datos sobre el estudio científico

Para probar su tesis, los científicos realizaron exámenes a más de 1.500 personas que superaban los 55 años de edad. La mayoría tenía alrededor de 65 años, de los cuales al menos 340 revelaron ser portadores de algunos de los factores que incrementan la posibilidad de problemas en su metabolismo.

Tras seis años ininterrumpidos de seguimientos clínicos, los especialistas descubrieron que 141 de esas personas, que voluntariamente habían participado en la investigación, padecían de diabetes tipo 2. También presentaban signos de obesidad, hipercolesterolemia, o síndrome metabólico.

La obesidad, los altos índices de colesterol y el síndrome metabólico, elevan el riesgo de sufrir deterioro cognitivo.

Cuando se hicieron las primeras pruebas, existía la posibilidad de que desarrollaran la enfermedad con el paso de los años, pero la obesidad, los altos índices de colesterol y el síndrome metabólico, elevaron el riesgo de sufrir un grave daño cognitivo.

Los autores del estudio explican que es necesario un seguimiento a estos datos, pues necesitan más argumentos para probar si, eliminando los factores de riesgo, será posible reducir el peligro de demencia en un plazo largo.

El Alzheimer es una de las formas más comunes de demencia que padecen los ancianos con diabetes. Sin embargo, un control deficiente de la diabetes, la presión arterial reiteradamente alta, las enfermedades cardiovasculares, entre otros factores, pueden contribuir a que los pacientes sufran varios infartos de los cuales es posible sobrevivir, pero no sin algún daño en el tejido cerebral.

La demencia vascular, también conocida como “multiinfarto”, se ha convertido en el segundo tipo de demencia en adultos con diabetes, después del Alzheimer. El más importante de sus detonantes es la presión elevada. Los especialistas recomiendan controlar estos signos con regularidad y visitar al médico ante cualquier duda.

¿Qué hacer si un familiar con diabetes presenta síntomas de deterioro cognitivo ?

Los especialistas en diabetes recomiendan que, ante esa situación, se programe una consulta urgente con el médico. Las primeras preguntas deben ser referidas a qué exámenes se les pueden realizar al paciente para conocer sus capacidades mentales y físicas. También es importante conocer las causas que originaron esta condición.

Una persona con demencia no puede cuidarse sola.

Una vez hecho el diagnóstico, preguntar por el mejor tratamiento y aprender todo sobre cómo controlar la diabetes, pues una persona con demencia no puede cuidarse sola.

Padecer de un deterioro cognitivo no significa que no se pueda disfrutar de la vida.